Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

Entradas recientes

Secciones

martes, 7 de diciembre de 2021

Reseña #48 - Poisoned - Jennifer Donnelly

¿Recordáis esa sensación de intriga cuando tenéis en vuestras manos uno de esos libros que habéis estando esperando ansiosamente, pero no por eso con menos ilusión? Os quedáis sin aliento por la emoción de sumergiros en él, pero también sentís un revoloteo nervioso, porque ¿y si no puede cumplir vuestras expectativas después de todo el tiempo que habéis estado esperando este momento? Tal vez lo leáis enseguida. Tal vez esperéis un año más hasta que ese revoloteo finalmente haya desaparecido y permitáis que la intriga lo supere. Pues eso mismo me pasó cuando cayó en mis manos otro de los cuentos de hadas de Jennifer Donnelly. Me encantó su anterior novela, Stepsister, así que tenía la esperanza de que Poisoned  también me dejara boquiabierta. Stepsister y Poisoned no están conectadas entre sí. Ambas son novelas independientes que narran un cuento de hadas diferente, aunque, eso sí, muy nostálgico. Ambas incluyen algunos personajes secundarios interesantes, pero nada se superpone ni se conecta. Ahora bien, tanto Stepsister como Poisoned son perfectos compañeros de estantería. En cuanto a Poisonedla cubierta del libro es una frágil manzana de cristal que se hace añicos. Al mirar la cubierta, la mayoría puede pensar que los fragmentos de cristal se extienden hacia fuera. Después de leer el libro, esa imagen se ve diferente. Los fragmentos de cristal es como si se estuvieran recomponiendo. Un corazón roto con el poder de reconstruirse. Ni que decir que la portada es absolutamente brillante con ese contraste entre el negro, rojo y dorado. Sencillamente impresionante.


Poisoned (o Envenenada, trad. en español) es una reinvención del clásico cuento de hadas, Blancanieves y los siete enanitos, con personajes encantadoramente divertidos y, a veces, hasta retorcidos, con una escritura excepcional, una historia que incorpora la esencia original del cuento de hadas clásico sin dejar de hacerla propia y, por supuesto, un mensaje muy importante, o moraleja, como queráis llamarlo. Y es que, hoy en día, la literatura juvenil no siempre se mueve por el camino de la moral, así que aprecio cuando los autores se esfuerzan por escribir historias que elevan e inspiran a los jóvenes lectores. En retrospectiva, es justamente eso lo que el cuento necesitaba. Además, Poisoned, ha reforzado muchos, si no todos, los mensajes del cuento original. Habla de bondad, de hacer lo correcto, de valentía y de amor. Todo ello sin dejar de enseñar cómo ser una mujer segura de sí misma, con un matiz feminista. Poisoned es el antídoto que sirve como recordatorio convincente de que la bondad nunca es una debilidad, que la confianza es la clave y que el amor realmente lo conquista todo.

Ante esto, debo decir, que me encantan los buenos relatos, sobre todo cuando se remontan a los cuentos originales y no se limitan a relatar las partes que todos conocemos de las películas de Disney. Disney ha contribuido a borrar el recuerdo de las historias más oscuras y descarnadas que no siempre fueron tan "felices para siempre". Por ejemplo, en el cuento original de Blancanieves, ¿sabíais que la Reina no intentó matar a Blancanieves sólo una vez con una manzana envenenada, sino varias veces? ¿Y que en realidad no fue despertada con un beso, sino cuando su ataúd se cayó y se desprendió la manzana atrapada en su garganta? El original tiene mucho jugo y me encanta cuando los relatos exploran más el cuento original y lo incluyen, convirtiéndolo en, pues eso, algo original... y los lectores que creen conocer a Blancanieves se emocionan aún más con toda la profundidad añadida.






La versión recreada por Donnelly del clásico cuento de hadas Blancanieves y los siete enanitos es única. La historia comienza un día antes del decimoséptimo cumpleaños y de la coronación de la princesa Charlotta-Sidonia wilhemina Sophia, más conocida como Sophie, nuestra Blancanieves en esta versión, con una brillante serie de eventos en el palacio de Konigsburg para celebrarlo. 

Sophie posee un corazón bondadoso, una debilidad imperdonable a los ojos de su madrastra y otros miembros de la corte. Destinada a ser la próxima reina de las Tierras del Interior, Sophie ha pasado los últimos seis años creyendo los venenosos comentarios de todos aquellos que la rodean, en especial su madrastra Adelaida, que la consideran frágil e incapaz de gobernar y asumir la corona. A pesar de que Sophie se esfuerza al máximo por convertirse en una líder cruel, inflexible y despiadada, nunca lo consigue, sencillamente porque su corazón puro está carente de tales defectos. De hecho, es justamente esa bondad la que resulta ser su salvación.

Después de aceptar la propuesta del apuesto pero arrogante príncipe Haakon con planes de informar a Adelaida, un fatídico día en una cacería matutina el cazador le arranca el corazón a Sofía por orden de la malvada reina, para entregárselo al Rey de los Cuervos. Todos conocemos la historia de Blancanieves y todos sabemos quién era el villano, ¿verdad? Pero.... ¿y si la madrastra o el cazador no fueran los verdaderos malvados del cuento? ¿y si solo fueran víctimas de un tercero? Hasta cierto punto, no podríais evitar sentiros identificados con ellos.





Por suerte, Sophie es salvada por siete hermanos (todos con picos, oficios y personalidades distintas). Uno de ellos, le construye un reloj como corazón, un mecanismo artificial que no puede durar para siempre, así que cuando Sophie descubre quién tiene realmente su corazón y dónde está guardado, se embarca en un peligroso viaje a través del traicionero Bosque Oscuro para reclamar lo que le pertenece al Rey de los Cuervos antes de que el mecanismo temporal que tiene por corazón (tic tac, tic tac) se detenga, ignorando a los enemigos y su venenoso goteo de rencor… porque resulta que esta vez el príncipe azul no vendrá a rescatarla... y mucho menos Haakon. 



Todos los personajes están muy bien construidos. Cada uno de ellos es único con sus innumerables motivaciones: el chef araña, el hombre malvado en el espejo, el ladrón, el arquero con voluntad de hierro y corazón de luz solar, el saqueador de tumbas con un pasado trágico que intenta hacer algo bueno en el amargo mundo, los siete hermanos con talentos diferentes, que son verdaderos animadores que bailan en lúcido polvo de hadas gracias a Jennifer. Son criaturas hogareñas que viven en El Hueco, una mágica cornucopia de caprichos. En cada comida hay deliciosos alimentos elaborados por su araña cocinera: Webber, que duerme en una hamaca hecha con seda de araña. Sophie es un personaje increíblemente fácil de entender, con un arco argumental fascinante. Al principio de la historia, se siente insegura de sí misma, congelada por el miedo y atormentada por las críticas negativas que ha recibido de los demás. A Sophie le hicieron creer toda su vida que no era buena para ser reina y el alma pura de la princesa creyó todas las palabras corruptas que la gente retorcida utilizaba para envenenar los ideales puros de chicas como ella con el fin de marchitarlas y robarles el poder que les pertenece. Sin embargo, a medida que avanza la historia, Sophie aprende poderosas lecciones sobre sí misma, su reino y encuentra el valor y la confianza suficiente para gobernarlo. Sobra decir que su historia transmite un mensaje de igualdad y empoderamiento que probablemente atraerá a las mujeres de todas las edades, pero especialmente a las que atraviesan las turbias aguas de la adolescencia y/o a las que luchan por encontrar la confianza en sí mismas. Donnelly se apropia de la versión de los hermanos Grimm y añade una capa de oscuridad para transmitir un mensaje poderoso y persuasivo sobre el poder de la bondad y la necesidad de ignorar las voces insidiosas que minan nuestra confianza y nos hacen creer que no somos lo suficientemente buen@s. Esta es una historia para tod@s aquell@s a l@s que alguna vez se les ha dicho que la amabilidad es debilidad, que el miedo equivale al poder y que han permitido que las palabras venenosas de otros (en persona, a sus espaldas o en las redes sociales) socaven su autoestima. 




Además, es fascinante ver cómo cada personaje de la historia ha tenido su propio momento de protagonismo y su propia historia de fondo que coincide con su personalidad. Especialmente la Reina Malvada. Al leer los relatos de Blancanieves, siempre he querido saber más sobre su origen o su carácter. Nadie nace malvad@, algo desafortunado tiene que sucederle para que su alma se vuelva oscura. La buena literatura requiere villan@s multidimensionales, y esta reina tiene un pasado trágico que ha determinado su conducta actual. Descubrimos los "porqués" de su crueldad y la razón de su traición a la princesa.Poisoned cuenta la historia de cómo llegó a ser la Reina Malvada tanto como el poder y el viaje principal de cómo la princesa encontró el fuerza de su voz y su corazón.

Cuando la reina Adelaida, la villana madrastra de la historia, cruel y cegada por el poder, se dirige a su espejo en la pared, no le importa ser la más bella de todas sino que tiene una pregunta mucho más apremiante, concretamente "¿quién provocará mi caída?". Y la respuesta que obtiene, proporcionada por Corvinus, el Rey de los Cuervos (la mismísima encarnación del Miedo) le dice lo que debe hacer y las experiencias de su propio pasado la han llevado a confiar en su consejo. Es así como el cazador termina cumpliendo las órdenes de Adelaida y le arranca realmente el corazón de cuajo a Sophie, lo que le lleva a suicidarse, dando al cuento su narrador omnisciente. El hecho de que el cazador narre la historia permite intercalar el viaje y los esfuerzos de Sophie por recuperar su corazón con instantáneas del Rey de los Cuervos conspirando y de Adelaida preocupada por perder el poder del que goza actualmente. 



Algunos personajes secundarios memorables, como Arno, un ladrón de tumbas, el Cazador, que narra el libro aunque esté muerto, Will, un arquero irónico, amable y muy guapo, y los siete hermanos que tienen una araña como cocinera, mantienen el interés de la historia, dan vida y forma parte de las aventuras de Sophie. La escritura de Donnelly fluye como la poesía, tejiendo una atmósfera de magia y nostalgia con un ambiente de cuento de hadas de la vieja escuela que favorece los temas más oscuros de Grimm. Y, al mismo tiempo, nos envía junto a Sophie a una emocionante aventura salpicada de suspense, humor y una pizca de romance. Pues sí, lo habéis leído bien, ya que en su viaje para encontrarse a sí misma y a su corazón, Sophie tropieza con un chico. ¿Resultará ser su apuesto príncipe? ¿O es alguien enviado por su malvada madrastra? Lo descubriréis cuando leáis esta novela.



jueves, 23 de septiembre de 2021

Reseña #47 - Dark Tournament - Elisa S. Amore


La saga Touched, traducida del italiano, con gran éxito, al español y al inglés, representó un verdadero fenómeno mediático, tanto que despertó el interés de una importante editorial como Nord. Los cuatro volúmenes de su primera historia, la de Evan y Gemma, podrían mostrar abiertamente lo que la autora ha conseguido hacer: crear una historia fresca y apasionada, llena de acción y romance. Una fuerte caracterización de los personajes secundarios nos permitió a los lectores encariñarnos con ellos también, así que mientras esperábamos una novela sobre Simon y Ginebra, Elisa escribió una trilogía spin-off sobre la historia de Drake y Stella.


Drake, al igual que sus hermanos Evan y Simon, es un submundo, un hijo de Eva: Ángeles de la Muerte cuyo trabajo es transportar almas al Edén, el paraíso. No se trata de un simple pasaje sino de una elección: cuando un alma pierde la vida también hay una Bruja que la espera, dispuesta a prometer cualquier tipo de bien para garantizar el lugar de esa alma en el infierno.

Antes que nada, debéis saber que no es necesario haber leído la saga Touched para entender esta historia, pero os sugiero que lo hagáis igualmente, no sólo porque lo merece sino también para entender todas las referencias y porque al menos ya conocéis un poco a los protagonistas y el mundo del infierno, que apareció por primera vez en el cuarto volumen.

Otro punto a tener en cuenta es que, a diferencia de los primeros volúmenes de la saga principal, esta trilogía no es Young Adult, ya que los protagonistas son un poco más mayores que los adolescentes, en general,  y la escritura de la autora es mucho más sensual que el YA al que estamos acostumbrad@s.

Drake apareció por primera vez en Touched (La caricia del destino), mientras que Stella lo hizo en el cuarto libro, Expiation (El susurro de la muerte). En Torneo Oscuro (Dark Tournament), ambos se reencuentran en el Inframundo y tendrán que afrontar una serie de aventuras para sobrevivir. Pues sí, el Inframundo, el Infierno,… ese es el lugar donde Drake terminó tratando de ayudar a sus amigos. Drake sobrevive como puede en las garras de una de las brujas más crueles del Infierno que lo ha reclamado, Kreesha. Sometido pero no servil a la voluntad de Kreesha, lucha por ella en el Opalion, un torneo a muerte en el que se baten a duelo los campeones de las brujas. De hecho, el infierno creado por la autora es un lugar oscuro y macabro, gobernado por diez brujas cuyo pasatiempo favorito es desafiarse entre sí. La competitividad lo es todo para ellas y han hecho del infierno un auténtico campo de batalla, su lugar favorito para ejercer su poder, a base de hechizos, encantos y sádicos juegos.

Antes de ser asesinado y acabar en el Infierno, Drake era un Ángel de la Muerte en la Tierra, un submundo, pero tras perder a su amada Stella, se convierte en una especie de verdugo. Drake es el habitual fanfarrón loco, simpático, fascinante, inolvidable y con una personalidad arrolladora al que no le basta con acompañar a las almas al más allá sino que se asegura de que tengan un paso agradable, un amante empedernido pero leal a Stella y sus amigos, dispuesto a darlo todo. Un personaje que ya había aprendido a apreciar con la primera serie y que he vuelto a redescubrir en esta nueva trilogía. Ahora, en su nuevo y detestable hogar, odia pretender ser complaciente. Sin embargo, vivir en el castillo es mejor que vivir fuera, en el terrorífico desierto, donde los peligros son innumerables y desconocidos. Su mente, sin embargo, no puede evitar escapar de allí y volver a recorrer su pasado, llegando a acunar el recuerdo de su prometida Stella, trágicamente perdida. 

















Cuando Drake descubre, por casualidad, que Stella, la única mujer a la que ha amado, se encuentra allí mismo, en el infierno -y no en el Edén, como esperaba-, decide escapar del Castillo para ir a buscarla, porque ya la ha perdido una vez, pero no volverá a hacerlo. Esta vez, está más decidido que nunca a salvarla. Enfrentarse al bosque no será fácil, pero le empuja la fuerza del amor, el deseo de encontrar a la mujer que ama. Y cuando lo haga, después de arriesgar su vida de muchas maneras, tendrá que enfrentarse a una revelación que nunca esperó, porque resulta que Stella no es la misma Stella que él recuerda. Y ahora voy a deshacerme en halagos y alabanzas hacia este otro maravilloso personaje, porque lo que me ha encantado de ella es que, a pesar de conservar la humanidad y la bondad que poseía en vida, ha conseguido atravesar el infierno por sí misma, enfrentándose a miedos y peligros y convirtiéndose en una guerrera valiente, astuta, poderosa y respetada. El infierno la forjó y, al final, salió ganadora, una reina. Tiene un carácter fuerte, se enfrenta a todo tipo de amenazas y se enfrenta a ese descarado de Drake. Así que sería una soberana ridiculez decir que no me ha encantado como personaje, porque me ha fascinado, la verdad. Por otro lado, hay pocos capítulos desde su punto de vista, sobre todo seguimos el de Drake, cuya garra emerge, página tras página, y en los últimos capítulos demuestra ser astuto y valiente como pocos. Por supuesto, lo que le mantiene vivo es siempre el deseo de salvar a Stella, de sacarla del infierno, de volver a empezar con ella, pero la bruja que le ha subyugado no es de la misma opinión y entre trucos y hechizos, le llevará a enfrentarse a un último y terrorífico reto, al que está dedicada la segunda parte de la novela.

En definitiva, Elisa S. Amore nos catapulta en una increíble historia de acción y romance, impregnada de aventura. Una historia que he leído con avidez, absorbida por la imaginación exquisita de su autora, sus ingeniosas ideas y la forma en que orquestó todo el torneo final, en el que o ganas o mueres. Tres niveles de juego, nueve campeones enfrentados, escenarios virtuales que se confunden con la realidad, criaturas aterradoras y diabólicas, ilusiones, acertijos,... La novela nunca cae en un ritmo lento sino que siempre está bien equilibrada y se puede devorar, literalmente, en pocas horas.

Elisa, como siempre, consigue crear novelas llenas de pasión y romance sin ser melancólicas ni excesivas. El punto fuerte de esta novela son, sin embargo, las descripciones. Una vez más, la autora ha logrado crear un mundo original y complejo, con escenarios que recuerdan a los futuristas (como las pruebas que rozan la tecnología, las ilusiones ópticas, pantallas mágicas y las armas virtuales) y a los medievales (con bosques oscuros y castillos gigantescos, orcos y brujas). Sin duda, un claro guiño a los Juegos del Hambre o Warcross de Marie Lu, pero con un toque extra de romance.


Pero eso no es todo: el infierno está repleto de criaturas y monstruos despiadados, con los que hay que luchar para sobrevivir y que son capaces de acabar con la vida de cada alma condenada. Esto denota una increíble imaginación y genialidad, ya que los protagonistas se ven sometidos constantemente a increíbles giros. Al final, el infierno no es más que eso: una lucha continua por sobrevivir. Esto es lo que ha dado forma a Stella a lo largo de los años, uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos. Y todo sea dicho, aunque me encanta el bromista y un poco sabelotodo de Drake, con su lengua afilada y su mente llena de ocurrencias sin pretensiones, sarcástico, hilarante, apasionado, cariñoso, magnético y seductor, adoro a Stella por ser libre, fuerte e independiente. Así que, el sacrificio y la lucha de Drake se ven sin embargo reducidos por la garra y el coraje de ella.

También aprecié a los Myzhiae, las siervas de las brujas, especialmente a Kethra y, obviamente, a todos los aliados que, de alguna manera, ayudaron a Drake y a Stella en su aventura (sí, Gurdan, eso va por ti también).

No esperaba absolutamente menos de Elisa S. Amore. Ya había tenido la oportunidad de apreciar su ilimitada imaginación cuando entré en su infierno la primera vez, pero ha seguido sorprendiéndome, superando mis expectativas. Después de ese cliffhanger final solo me queda adentrarme en el siguiente libro Rogue Arena.  Un título que me produce unas vibraciones al estilo Maze Runner… Pues nada, a leer se ha dicho.