Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

Secciones

viernes, 24 de octubre de 2014

Maléfica

Maléfica (Isobelle Molloy) es un hada que vive en el Páramo, un reino fantástico colindante a un reino humano. De niña, conoció y rápidamente se hizo amiga de un muchacho humano llamado Stephan, que vivía en la pobreza, con un establo como su casa, y que anhelaba convertirse en rey algún día. Al igual que Maléfica, él también perdió a sus padres. A medida que crecieron, ambos se enamoraron, e incluso culminaron con un beso de amor verdadero a los 16 años de Maléfica. Luego, terminaron alejándose debido a la progresiva y desmedida ambición de Stephan. Debido a esto, con el paso del tiempo, él deja de visitarla, dando fin a la relación.
Un día, Henry (Kenneth Cranham), el entonces rey del Castillo decide conquistar el Páramo, pero Maléfica se alza como la feroz protectora de su hogar y junto a su ejército termina derrotando a los humanos. El Rey Henry, vencido y humillado, enferma y decide recompensar con el trono a cualquiera que logre asesinar a Maléfica. Ante tan tentadora propuesta, Stephan (Sharkti Copley), antes enamorado de Maléfica, vuelve al Páramo y advierte a Maléfica de la amenaza del Rey Henry, ambos pasan el tiempo juntos como lo hacían antes y durante su conversación, Stephan le da a beber una droga a Maléfica, y la duerme. Stephan intenta matarla, pero por alguna razón (probablemente los escasos restos de lo que alguna vez fue amor) no es capaz de hacerlo, por lo que en su lugar, corta sus alas y se las quita con hierro (sustancia letal contra las hadas) y las presenta ante el rey Henry moribundo como prueba de que la ha asesinado, y el Rey Henry agradecido por esto le concede a Stephan el regalo de convertirse en el nuevo rey casándose con su hija, la Princesa Flor (Hannah New). Con el corazón destrozado por la traición de Stephan, además de la pérdida de sus alas, Maléfica comienza la construcción de un reino oscuro en el Páramo y se convierte en una bruja pérfida, siniestra y malvada. Ella toma a un cuervo, Diaval, como su único compañero y confidente, para que sea sus alas y vigile el reino; a menudo suele transformarlo en hombre y otros animales cuando lo necesita.

Un día, Diaval (Sam Riley) informa a Maléfica que el Rey Stephan y la Reina Flor celebrarán el bautizo de su hija recién nacida, la Princesa Aurora (Vivienne Jolie-Pitt). En represalia por la traición de Stephan, Maléfica llega sin invitación y maldice a la bebé Aurora con dormir eternamente que tendrá efecto en su cumpleaños número 16 luego de pincharse el dedo con el huso de una rueca antes de que se ponga el sol. Sin embargo, en un acto de misericordia ante la niña inocente, le da un antídoto a la maldición: un beso de amor verdadero. Stephan, cada vez más paranoico de Maléfica y su venganza, quema todas las ruecas del reino y las coloca bajo llave. Para su seguridad envía a Aurora a vivir con las tres hadas en el fondo y en un claro del bosque, en una cabaña, hasta el día después de su cumpleaños número 16.

A pesar del odio inicial hacia Aurora (Elle Fanning), Maléfica comienza a cuidar de ella desde lejos cuando las hadas negligentes no lo hacen. Cuando Aurora cumple 15 años, finalmente se pone en contacto con Maléfica, creyendo que es su hada madrina ya que se acordaba las veces que vio su sombra siendo más pequeña. Al darse cuenta de que le tomó cariño a la Princesa Aurora, Maléfica intenta revocar la maldición pero la magia se lo impide. En el día de su cumpleaños número 16, Aurora decide que quiere vivir con Maléfica en el Páramo, a lo que ella acepta, con la esperanza de que eso evite la maldición. Sin embargo, en una conversación con sus tías (las hadas que la cuidaban), a ellas se les escapa la verdad sobre su origen y el papel de Maléfica en la maldición. Con el corazón roto por la verdad, Aurora enfrenta a Maléfica y se va al reino de sus padres.


Stephan recibe a Aurora aterrado ya que regresó antes de tiempo al Castillo y la encierra en su  habitación hasta que pase el crepúsculo del sol en su cumpleaños. Sin embargo, la maldición se afianza y Aurora es conducida hasta las mazmorras, donde se pincha el dedo con una vieja rueca. Maléfica al haber fallado en la protección de la maldición, se cuela en el castillo con el príncipe Philip (Brenton Thwaites), un joven que se enamora de Aurora mientras se topa con ella en el bosque cuando se dirigía al castillo, esperando que este sea la solución de la maldición. El beso del príncipe no funciona, Maléfica (Angelina Jolie) le pide perdón a la princesa dormida, jurando que no le pasará nada mientras ella duerme y la besa en la frente. Aurora despierta, acto que deja perplejo a Diaval ya que solo un beso de amor verdadero podría romper la maldición, mismo amor que Maléfica sintió por Aurora a través del tiempo. Aurora perdona a Maléfica y reafirma su deseo de vivir con ella en el Páramo.

Sin embargo, mientras intentan huir del castillo, Maléfica es capturada en el salón del trono por un desquiciado Stephan con una red de hierro; sin ninguna salida y en un acto de desesperación convierte a Diaval en un dragón para que luche contra los soldados del Castillo. Aurora es sacada del salón del trono y halla la habitación donde su padre había encerrado las alas de Maléfica en una urna de cristal, las cuales logra liberar. Maléfica es casi asesinada por Stephan, vestido con una armadura hecha enteramente de hierro, hasta que finalmente recupera sus alas y posteriormente inicia una batalla con el rey, Maléfica lo domina y él cae a su muerte, desde lo alto de una torre en un intento por asesinarla.

Después de ello, Aurora es nombrada por Maléfica como la Reina de los humanos y también como Reina del Páramo, consiguiendo la unificación de los dos reinos para siempre, mientras el príncipe Philip la observa. Maléfica se vuelve junto con Diaval la protectora universal de el Páramo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, deja aquí tu comentario

Procura que tus comentarios estén relacionados con la entrada. Comenta con tu nombre y no pongas enlaces en tu comentario. Intenta también respetar a los demás lectores. Los comentarios off topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán borrados inmediatamente.